EL PRESIDENTE, SU MINISTRA Y EL JEFE MILITAR

REFLECCIONES A MITAD DE AÑO
19 junio, 2017
ARGENTINA, CHILE Y PERÚ
23 septiembre, 2017
Mostrar todo

EL PRESIDENTE, SU MINISTRA Y EL JEFE MILITAR

EL PRESIDENTE, SU MINISTRA Y EL JEFE MILITAR

CARLOS E. LANUSSE  (9-9-17)

 

Estamos ante un hecho concreto, lamentable e inadmisible. La desaparición de un individuo no puede ni debe tomarse ligeramente, por ser tiempo de campaña. Ahora, si ocurre, corresponde demandar a las autoridades por explicaciones y acciones contundentes. Mientras tanto, recordamos nuestro derecho de peticionar a las autoridades, y también que cuando no lo ejercemos somos cómplices por omisión. Facilitando la repetición del delito, como hicimos en los setenta.

Si las autoridades no actúan con contundencia sobrevendrá la acción caótica de liberar la frustración social con manifestaciones de impotencia, posiblemente con violencia. Construyéndose en desprestigio del gobierno: se dirá “no sabe gobernar, no tiene autoridad”

En cambio, demostrar que la autoridad no se ejercita con la fuerza, sino en estado de pleno derecho, es demostrar valores de Cambio  superadores del autoritarismo. Es desautorizar la vinculación macrismo-dictadura que tratan de establecer el cinismo cristinista y la izquierda.

Es por eso que la aplicación del “Principio de Autoridad” por parte de las autoridades formales se vuelve insustituible. Mucho más ante el enorme impacto emocional que recuerdan las desapariciones del setentismo.

La vida en común obliga al ejercicio de Autoridad

A medida que pasa el tiempo y las autoridades competentes no consiguen resolver el caso por falta de evidencias, y la Justicia no aporta elementos de prueba para resolver expeditivamente, se hace  necesario “tomar el toro por sus cuernos” para re-establecer la autoridad.  Aclarando que la misma no está confundida o debilitada.

Algo que, si es válido en cualquier momento de nuestra vida pública, es  súper necesario cuando la violencia callejera pugna por volver al escenario, como ahora. Pues estamos frente a ese efecto, querido y buscado por nuestro antisistema: el cristinismo. Hoy asociado al caos para desprestigiar al gobierno y posicionarse como alternativa electoral.

Mano pesada” o  Autoridad

Como independientes creemos en la necesaria actuación del Presidente de la Nación, con mano firme, nunca ausente o arbitraria. Proponemos que quienes fueron autoridad de aplicación durante la desaparición de Maldonado, queden sin cargo efectivo hasta que se resuelva la desaparición. No buscamos poder-blando, sino autoridad-moral-firme.

No nos referimos a la Ministro de Seguridad, Patricia Bullrich, de trabajo impecable, permanente y sin ningún antecedente de dedicación a la violencia. Despedirla sería, “mutatis mutandis”, repetir el cambio de gabinete posterior al Cordobazo, que “autorizó” como método a la violencia setentista.

Sí nos referimos a la Gendarmería, en su jefatura.

Aunque dejamos en claro, que no hacemos un juicio de valor negativo al respecto de la dedicación y magnífico trabajo de esa fuerza en nuestras fronteras. Todo lo contrario, valoramos su trabajo con el narco, y si de algo desconfiamos es de la acción políti-k y su caos metódico.

Creemos que, muy por encima del Jefe de Gendarmería, cualesquiera sean sus merecidas calificaciones, está el “principio de autoridad”, con que debe conducir, en todos los casos, el presidente de la Nación. Salvar su autoridad para preservar el orden público sin autoritarismo, sin “mano pesada”, es requisito indispensable en el ejercicio institucional de gobernar. Y es demanda de nuestra clase media.

En el campo político, relacionar al Gobierno con la Autoridad es superar la asociación cultural creciente… Cristina-es-Caos.

Las formas republicanas son indispensables para la continuidad institucional, pero el ejercicio de poder es insustituible. Credibilidad, confianza y largo plazo dependen de ambas. Es que:

     El de Autoridad es un principio mudo, se manifiesta en actos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *